tapar camara movil

Muchos usuarios de ordenadores se han acostumbrado ya a tapar la webcam del dispositivo por privacidad, como precaución ante posibles infecciones de malware que se encarguen de recoger imágenes sin que el propio usuario lo sepa. No es una paranoia, y en realidad es realmente sencillo espiar a otro usuario, aunque lo cierto es que no todos los usuarios de ordenadores están siendo espiados, ni mucho menos, y es algo que se puede evitar también con un antivirus de forma casi plenamente efectiva. Pero ¿qué pasa con los smartphones?

Efectivamente, una aplicación móvil puede utilizar la cámara frontal, y puede utilizar también la conexión a Internet para, después de haber tomado estas imágenes, enviarlas a un servidor remoto. Esto es posible, pero tanto Microsoft como Apple y Google cuentan con sistemas de seguridad en sus dispositivos para ayudar al usuario a protegerse de formas menos ‘primitivas’ que, sencillamente, tapando la cámara con un post it.

Lo que se conoce como ‘administrador de permisos’ de un teléfono inteligente, disponible en Android y iOS,, es un panel que reúne las concesiones que el usuario garantiza a sus aplicaciones, en cuanto al uso de determinados componentes de hardware del dispositivo. Por ejemplo, que es lo que nos interesa en este caso, qué aplicaciones pueden hacer uso de la cámara frontal, y cuáles no.

Por lo tanto, la clave en todo este asunto es controlar, como usuario del dispositivo, a qué aplicaciones se les concede acceso no sólo a la cámara frontal, sino también al micrófono o incluso al GPS del dispositivo. En definitiva, cómo se protege la privacidad del usuario en cuestión es a través de la administración de permisos concedidos a las aplicaciones.

By |2016-08-30T17:14:08+00:00agosto 31st, 2016|