Entradas

La Guardia Civil condecora a Chema Alonso

La Guardia Civil condecora a Chema Alonso

La Guardia Civil condecora a Chema Alonso

La Guardia Civil ha condecorado con su medalla blanca al hacker Chema Alonso, por su “colaboración” con el Instituto Armado.

Alonso, que fue fichado por Telefónica hace ahora un año, finalmente tuvo que hacer frente a un gran ataque informático la pasada semana. Posteriormente, en su blog, relativizó los daños provocados por los ciberdelincuentes, pese a que se vivieron horas críticas.

Desde que se detectó el ataque masivo del virus, los encargados de la gestión de crisis se pusieron las pilas. No hubo descanso. Fue un fin de semana frenético. Y en apenas unas horas, los especialistas del Centro Nacional de Inteligencia lograron poner a disposición la vacuna contra este virus.

Un virus que ha provocado cuantiosos daños económicos a nivel mundial pero, que ha demostrado el peligro de los delincuentes del siglo XXI.

Ese día, según explica el CCN, se tuvo constancia de un ciberataque tipo’ ransomware’ en Telefónica, compañía que, según los especialistas, reaccionó con reflejos y fue clave a la hora de hacer frente a esta crisis.

Ese mismo día, entre las 13.40 y las 16.30 el CCN-CERT difundió la primera alerta a su comunidad, de la que forman parte las estructuras estratégicas del Estado y la logística contra el cibercrimen de las grandes empresas del Estado. Y apenas cuatro horas después, los especialistas ya tenían en su poder un parche que reforzaba los ordenadores ante este ataque. A partir de ese momento, el CNI permitió en abierto descargarse este parche informático que permitía sortear este ataque.

Desde entonces, no hace aún ni una semana, han sido ya más de 50.000 las descargas que se han producido de esta vacuna informática del CNI. Pero a día de hoy, según explican fuentes del centro, el número de descargas sigue siendo muy alto: 100 descargas de la vacuna cada hora. Y el ritmo no baja. Según estas fuentes, el parche ha sido utilizado también por el Gobierno belga para inmunizar a sus equipos de los servicios esenciales, fundamentalmente del Ministerio del Interior.

Y, cómo no, el elemento corrector también ha sido esencial en gran parte de las empresas españolas, grandes, medianas y pequeñas. El trabajo ha sido costoso en horas, explican los técnicos, pero insisten en que la incidencia en la Administración central del Estado ha sido prácticamente nula. Recuerdan que la progresión de ataques con ‘ransomware’ es tremenda. En 2015 se detectaron 427 incidentes y en 2016, se llegó a los 2.030.

Hackean la red interna de Telefónica y de otras grandes empresas españolas

Hackean la red interna de Telefónica

Hackean la red interna de Telefónica y de otras grandes empresas españolas

 

La red corporativa de Telefónica ha sido hackeada la mañana de este viernes.

El CNI ha confirmado que se trata de un ataque masivo de ransomware a varias organizaciones que se ha llevado a cabo aprovechando una vulnerabilidad en Windows. A su vez, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, a través del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), ha asegurado que “el ataque ha afectado puntualmente a equipos informáticos de trabajadores de varias compañías”.

El origen de la infección no está confirmado en estos momentos, pero fuentes cercanas a la compañía apuntan que se trata de un ataque con origen en China y que se está pidiendo un rescate en bitcoins. La cifra exigida no está clara, a pesar de la imagen mostrada y podría equivaler a 300 dólares por equipo infectado o a 300 bitcoins, lo que dada la conversación actual serían 509.487 euros.

El ataque informático ha paralizado parte de la red informática de la compañía y numerosos empleados, tanto en Ronda de Comunicación como en la sede de Gran Vía en Madrid, no pueden trabajar o han sido enviados a sus domicilios.

Todos los empleados han recibido el aviso de apagar los ordenadores, incluidos colaboradores externos de la empresa que se conecten mediante VPN. Una cifra por determinar de equipos han mostrado pantallazos azules y errores a causa de la desconexión de la red, mientras que otros han mostrado rótulos e imágenes en referencia al rescate.

Fuentes de Telefónica, aseguran que en torno a un 85% de los ordenadores de la compañía han sido afectados por el gusano informático, que ha utilizado una traza similar a programas empleados en el pasado por SLAVIC. El CNI explica que este virus es una versión de WannaCry, que infecta la máquina cifrando todos sus archivos y, utilizando una vulnerabilidad de ejecución de comandos remota a través de SMB, se distribuye al resto de máquinas Windows que haya en esa misma red.

En el mensaje que aparece en pantalla, se exige un rescate en bitcoins para antes del 15 de mayo. En caso de no pagarse en dicho momento, se subirá la cifra y, llegado el día 19, borrarían los archivos a los que han tenido acceso. Esta táctica es bastante habitual en los ataques con ransomware.

Desde Telefónica, admiten el ataque y cifran en cientos los ordenadores afectados. No ha afectado a consumidores ni clientes de Movistar, que siguen pudiendo llamar y navegar por Internet en sus terminales.