¡Imposible! Ya que se fija mediante un adhesivo de doble cara, que además no deja restos.