¡Por supuesto! Las empresas pueden personalizarlo con su logotipo, una dirección web, o un mensaje de texto, tanto por la parte externa como por la interna.