Cinco mitos sobre seguridad que aún creemos

Cinco mitos sobre seguridad que aun creemos

Por suerte o por desgracia, poco a poco nos estamos acostumbrando a escuchar y leer sobre seguridad informática. Pero, ¿entiendemos las verdaderas implicaciones de todo esto?

Un reciente informe del Centre for International Governance and Innovation (CIGI) demuestra que no, que muchas veces hay mitos y prejuicios que se instalan y resultan muy difíciles de desmontar. Para que tengamos las cosas algo más claras en asuntos que nos afectan tan de lleno como la privacidad, vamos a tratar de despejar algunas dudas frecuentes:

Mito #1: La Red sería más segura si cerrasen la internet profunda

Más del 70 % de los ciudadanos encuestados por el CIGI, de hasta 24 nacionalidades distintas, considera que acabar con la internet profunda (esa enorme cantidad de páginas que escapan a los tentáculos de Google) sería una buena forma de combatir el cibercrimen y el terrorismo.

Sin embargo, un reciente estudio de los investigadores Daniel Moore y Thomas Rid ha demostrado que grupos radicales como el ISIS rara vez utilizan la ‘dark web’. De hecho, prefieren distribuir su propaganda y realizar sus labores de captación a través de webs y redes tradicionales para que su mensaje se escuche en todas partes.

Además, la red Tor y su anonimato son la única forma de esquivar la censura que tienen ciudadanos de países donde la libertad de expresión y el acceso a internet están restringidos o limitados. Acabar con la internet profunda causaría más problemas a estos activistas que a muchos criminales.

FOTO 1

Mito #2: El ‘software’ debe tener puertas traseras para los gobiernos

A pesar del impacto de las revelaciones de Snowden sobre las actividades de cibervigilancia de los servicios secretos y de polémicas recientes como el pulso entre Apple y el FBI por descifrar el iPhone del autor de la matanza de San Bernardino, más del 70 % de los participantes en la encuesta de CIGI creen que las agencias gubernamentales de espionaje deben tener acceso a los dispositivos de los ciudadanos por razones de seguridad nacional.

El 63 % se muestra incluso a favor de que las compañías tecnológicas habiliten puertas traseras en sus productos o, al menos, no desarrollen mecanismos de seguridad que los hagan impenetrables (por ejemplo, sistemas de cifrado). El problema es que esto deja en situación de vulnerabilidad a los propios usuarios, que son los principales beneficiarios de estas medidas de protección. Sin cifrado y con puertas traseras, los programas y aplicaciones que usamos a diario quedarían fácilmente a merced de los cibercriminales.

Mito #3: La ciberseguridad no es para todos los públicos

Muchos piensan que los programas y servicios para preservar la privacidad que recomiendan Snowden y otras activistas no están al alcance de cualquiera. Navegar a través de Tor o implementar el cifrado PGP en tu correo electrónico puede parecer muy complejo, pero lo cierto es que siguiendo cualquiera de los muchos tutoriales disponibles en la Red es algo que puede hacer cualquiera, sin conocimientos técnicos. Solo es cuestión de estar dispuesto a renunciar a un poco de usabilidad a cambio de un refuerzo sustancial de la seguridad.

FOTO 2

Mito #4: ¿A mí quién va a querer atacarme?

Si piensas que tú o tu pequeña empresa no sois objetivos muy jugosos para los malhechores (hay peces más grandes en el mar), estás equivocado. A menudo las víctimas más atractivas para el ciberdelincuente son las más sencillas de atacar, no tanto las que parecen más rentables. Si has destinado pocos recursos a la prevención, eres precisamente el perfil que están buscando.

Mito #5: Los móviles no necesitan antivirus

Una creencia desgraciadamente popular que conviene erradicar cuanto antes. Hay decenas de razones para instalar una buena solución de seguridad en tu ‘smartphone’ o tableta (los datos y la información que almacenas en estos dispositivos suele ser particularmente sensible), pero la proliferación de amenazas para Android y iOS, consecuencia inevitable de su popularidad, es la más contundente. Para evitar que tu móvil quede secuestrado por el temido ransomware, por ejemplo, tu mejor aliado será un antivirus.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] seguridad informática en el siglo pasado era muy sencilla. Internet estaba en pañales, los ciberdelincuentes no estaban […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>